Fidegune

El trabajo que hemos iniciado junto a Uliazpi en el proyecto Euskaltrust, busca reforzar los mecanismos de confianza entre personas y organizaciones, en todos los ámbitos, para hacer de la confianza un valor social –individual, comunitario e institucional- reconocido. En este caso concreto, se trabaja el espacio intraorganizativo, uno de los tres ámbitos identificados en la etapa de germinación de Euskaltrust.

Fidegune ha sido el nombre escogido para desplegar un proceso para incrementar las dinámicas de confianza entre las personas que forman el equipo operativo que Uliazpi tiene para Ulitxiki, el servicio para menores. El objetivo es la mejora de sus resultados y el progreso de los desarrollos personales de las partícipes de éste, y en consecuencia, una mayor aportación a las personas destinatarias de los cuidados y servicios del equipo.

Fidegune se ha iniciado con un encuentro inicial de presentación, celebrado el pasado 2 de mayo y continuado con tres sesiones grupales en el espacio físico de trabajo del equipo que forman las personas que trabajan en el piso para menores situado en Riberas de Loiola (Donostia).

En la primera sesión, del 23 de mayo, trabajamos con las participantes para llegar a un entendimiento compartido de dos cuestiones esenciales antes de empezar el proceso, como son, qué es un equipo y cómo valoran el que ellas forman; y qué entienden por confianza. Una vez alineados estos conceptos, continuamos explicando los Rasgos de un equipo y los impactos del desarrollo de la confianza para mejorar la madurez del equipo y sus resultados. Realizamos una priorización de los rasgos de los equipos en los que la confianza tenía más importancia. Se escogieron cuatro grupos de rasgos (por la relación estrecha entre ellos, se optó por hacer grupos):Reuniones/Comunicación/Toma de Decisiones.

  1. Innovación/Mejora
  2. Estilos de liderazgo/Reconocimiento y Éxitos/Dirección de Equipo/Roles
  3. Aprendizaje/Desarrollo

En la segunda sesión,  el 13 de junio, a partir de la priorización anterior, se realizó un trabajo individual y grupal de reflexión en torno a las siguientes preguntas: para cada uno de esos grupos de rasgos en los que se considera que la confianza es más crítica: ¿Qué dificultades identificáis? ¿Qué posibilidades de mejora podría haber? De esta reflexión y un interesante debate entre las participantes, se fueron desgranando ya algunas pistas de trabajo de cara a la tercera sesión.

Imagen de una sesión de trabajo Fidegune en Ulitxiki.

En la última sesión, el 27 de junio,  se trabajó en pensar y concretar las líneas de acción para cada grupo de rasgos trabajados, especificando acciones concretas a corto plazo, para reforzar en cada grupo de rasgo la confianza entre ellas. Las personas del equipo decidieron ser responsables de las diversas líneas de acción, con criterio de interés, conocimiento o cercanía a la cuestión, de manera que es el propio equipo el que recordará y dirigirá las acciones a trabajar en los siguientes meses, sin que sea una labor que recaiga en exclusiva en la persona que ocupa la coordinación del mismo.

Después de realizar estas tres sesiones de trabajo con el equipo Ulitxiki, se realizará otra sesión en octubre para ver qué objetivos se han logrado en relación a las acciones comprometidas y a la confianza entre las personas del equipo.